A principios de 2015, abordé un avión a Guatemala con mi amigo Yancey Arrington para la primera conferencia de Acts 29 América Latina. Al llegar, ingresamos al espacio de culto de la Casa de Libertad, que serviría como sala de parto para esta nueva red. En ese momento, solo había tres iglesias de Acts 29 en Latinoamérica.

Durante los siguientes dos días, fuimos testigos de algo hermoso cuando esta red recién nacida respiraba por primera vez. Experimentamos una adoración apasionada y centrada en el evangelio. Vimos pastores, líderes y plantadores de toda Guatemala y América Central quebrantados y humildes ante el Señor al reconocer la profunda necesidad de iglesias saludables que planten iglesias. La visión los cautivó mientras escuchaban los latidos del corazón de esta nueva red. Hubo celebración, emoción y mucha esperanza. Y Dios no desilusionó.

Después de meses de trabajar, de compartir la visión y de capacitar, hubo nuevos plantadores de iglesias listos para ser evaluados. A fines de ese mismo año, abordamos otro avión a Guatemala para la segunda conferencia. Tuvimos el privilegio de conocer a algunos de los nuevos candidatos que ahora forman parte de Acts 29 América Latina.

Esa red recién nacida ahora ha crecido a tener más de 45 miembros en solo 7 años.

Transmitiendo la Visión

Mi corazón se llena de alegría cada vez que pienso en el nacimiento de la red Acts 29 América Latina. Y ahora, me lleno de esperanza al ver a Dios dar una visión a nuevos líderes para ver lo mismo suceder entre los hispanohablantes en los EE. UU.

En diciembre de 2021, los pastores principales de tres iglesias hispanohablantes de Acts 29 en los EE. UU. se reunieron en el área de DC con líderes de Acts 29 para un período intensivo de planificación, preparación y oración por Acts 29 Español. Reconocimos dos cosas desde el comienzo:

  1. Hay una escasez de iglesias de habla hispana en los EE. UU. que son a la vez teológicamente sólidas, intencionalmente misionales y contextualmente responsables.
  2. Hay desafíos inherentes que dificultan el avance de este trabajo, pero muchos sienten un llamado claro del Señor para esta tarea.

Nos anima mucho a seguir adelante en esta visión cuando vemos lo que Dios ya está haciendo en América Latina para producir este tipo de movimiento. Click Para TwittearMientras buscábamos la dirección y la sabiduría de Dios, él vigorizó nuestra visión de ver iglesias plantadas que alcancen a los latinos de habla hispana en los EE. UU. y que formen líderes saludables para multiplicar iglesias saludables en la próxima generación. Este año ha sido uno de entrenamiento, conexión y creación de contenido mientras trabajamos para expandir el alcance y el impacto de Acts 29 Español.

Trabajando la tierra

Hasta la fecha, solo hay tres—sí, solo tres—iglesias hispanohablantes de Acts 29 en los Estados Unidos. ¡Pero esa sala de partos de 2015 en Guatemala me da esperanza! “No menosprecien estos modestos comienzos” (Zac. 4:10a NTV).

Comencé mi sesión en esa primera conferencia con las siguientes palabras, y me suenan tan verdaderas hoy como entonces:

Nos emociona lo que Dios está haciendo en América Latina para despertar a su Iglesia a la necesidad de volver al Evangelio, la base de todo ministerio sano, y de plantar iglesias sanas centradas en ese Evangelio verdadero, porque no hay otro y es poder de Dios para salvación y también para el crecimiento del creyente y de la iglesia.

Mi esposa y yo, junto con otros hermanos, estamos plantando una iglesia de habla hispana en Houston, Texas, y queremos ver un movimiento multiplicador de iglesias sanas entre los hispanos de EE. UU. Dios es el que lo puede producir, y le estamos pidiendo que nos permita ser parte de ello, levantando líderes sanos para enviar a plantar y fomentando la plantación de iglesias hispanas sanas en EE. UU. Nos anima mucho a seguir adelante en esta visión cuando vemos lo que Dios ya está haciendo en América Latina para producir este tipo de movimiento.

Al igual que Acts 29 América Latina en 2015, tenemos tres miembros con algunos más en proceso y estamos buscando desarrollar la masa crítica. Las realidades contextuales y el ministerio bivocacional dificultan el generar impulso en este contexto. Sin embargo, como iniciativa dentro de Acts 29 North America, el potencial para la colaboración, recursos, contactos y entrenamiento es asombroso.

Esperanza para la cosecha

Aquí hay tres maneras simples en las que puedes unirte a nosotros en nuestra misión de alcanzar a los hispanohablantes en los EE. UU.

  1. Planta las semillas. ¿Por qué no invitar a ese pastor de habla hispana que ama y sirve a tu comunidad a aprender más sobre Acts 29? ¿Por qué no acercarte a ese líder bilingüe en tu iglesia y compartir con él el potencial que ves en él?
  2. Ora con nosotros. “La cosecha es mucha, pero los obreros pocos. Por tanto, pidan al Señor de la cosecha que envíe obreros a Su cosecha” (Mat. 9:37–38).
  3. Asóciate con nosotros. Puedes ayudar con el nacimiento y crecimiento de este recién nacido para verlo crecer hasta la salud y la multiplicación. Envíanos un correo electrónico a espanol@acts29.com para saber cómo puedes colaborar.

Planta las semillas. ¿Por qué no invitar a ese pastor de habla hispana que ama y sirve a tu comunidad a aprender más sobre Acts 29? Click Para TwittearSegún la Oficina del Censo de EE. UU., en menos de 30 años, el 25 % de los EE. UU. será hispano. A medida que nuestro país se vuelve cada vez más diverso, debemos plantar iglesias con sabiduría contextual para aumentar nuestra efectividad en alcanzar con el evangelio a las personas perdidas. Acts 29 está listo. Que Dios bendiga a Acts 29 Español para hacer muchos discípulos que sigan a Jesús y lo adoren en su lengua materna.

Byron Vaughn
Written by: Byron Vaughn on October 3, 2022

Byron Vaughn pastorea la Iglesia VIDA, una iglesia de habla hispana en el área de Houston, y ayuda a dirigir la iniciativa Español de la Red de Plantación de Iglesias de Houston (HCPN, por sus siglas en inglés). Antes de seguir el llamado de Dios a Houston, Byron pastoreó una congregación de habla hispana en Dallas durante 10 años. Tiene una Maestría en Divinidad y una licenciatura en el español. Byron y su esposa, Anita, tienen una hija, Ruthy.

X